No conozco a nadie en este mundo que no odie los passwords. Puede ser que el al principio de usar internet, cuando solo estábamos registrados en un único sitio con una cuenta de correo no teníamos este odio hacia las passwords. Luego conforme fuimos registrándonos en más y más sitios, no solo fuimos odiando las passwords, sino que además debido al gran volumen de passwords, fuimos reutilizando estos. Vamos que al final usábamos y usamos el mismo password para todos los sitios. Esto es algo nefasto, ya que robada una contraseña de un usuario robadas todas las del usuario. Un claro ejemplo de esto es la de un empleado de Dropbox, al que debido a un robo de contraseñas en[…]